Días del 574 al 601

Días del 574 al 601

Si exagerásemos nuestras alegrías como hacemos con nuestras penas, nuestros problemas perderían importancia. - Anatole France

El optimismo como filosofía de vida

Siempre he sido una persona optimista y soñadora. Tanto que siempre me marco objetivos tremendamente difíciles de conseguir porque tienen un toque de idealismo y utopía. Pero eso también hace que, cuando los consigo, me sienta la reina del universo por un instante. 👑

Y cuando no los consigo, simplemente reconozco que igual me he pasado un poco con mis expectativas, y re-elaboro el plan para marcarme un objetivo un pelín más realista. Este método siempre ha funcionado, así que pienso seguir aplicándolo. 

Pero a veces me sorprendo dándole más importancia los aspectos negativos de mi plan que a los positivos. Y, si escribo estas líneas hoy, es para recordarme que no debo hacer eso. Sí, a veces los puntos negativos de un plan pesan más que los positivos, pero es porque damos por hecho muchos de los puntos positivos. 

Por ejemplo, no está entre mis planes a corto plazo comprarme un coche. Me parece un gasto absurdo viviendo en la ciudad. Así que para llegar al trabajo, voy en mi patinete eléctrico (éste). Para los que tenemos un patinete eléctrico, sabemos que hay ciertas personas que los odian, ya que a veces no tenemos carril bici, y, si la carretera me parece peligrosa, voy directamente por la acera. 🛴

Esto parece irritar a mucha gente, aunque jamás he tenido ningún accidente por ello, ya que cuando voy por la acera, voy a la velocidad del caballo del malo. Pero eso no ha impedido que este mes me haya encontrado con dos adultos amargados que me han cantado las 40 sólo por verme circular por la acera. 😩

Una señora mayor hasta intentó pegarme con su muleta, pero pude esquivarla a tiempo 😌. Al margen de que deba o no circular por la acera, cuando tuve esos episodios me sentí un poco mal. Luego recapacité, y me di cuenta de que, a diario, varias personas me sonríen cuando me ven en patinete, o me dejan pasar sin que yo se lo pida, o muestran interés por el patinete y me hacen preguntas.

Por eso, hoy quiero recordarme que debemos darle a las cosas su justa importancia, y no amargarnos por asuntos que no merecen la pena.  ðŸ™‚

¿Qué he hecho este mes?

Me he terminado el libro de Joe Sugarman sobre Copywriting. Al final se me ha hecho un poco largo, la verdad, pero en general, me ha gustado. Te da la fórmula necesaria para escribir textos que atrapen al lector y le hagan leer hasta el final. 

También me he empezado (de nuevo) el libro You don't know JS - Up & goingY ahora sí, me está encantando. Es gratis si te lo descargas directamente desde el kindle. No recuerdo si esta es la segunda o incluso la tercera vez que intento leérmelo. Las veces anteriores tuve que dejármelo porque sus contenidos me superaron y me sentí como una lerda al perder el hilo y que todo me sonara a chino. 😒

Pero por ahora, me entero de todo 👏. Quizás tenga que ver con el cambio radical que he hecho en mi método de estudio. Porque desde que escribo tutoriales sobre lo que voy aprendiendo, siento que me capacidad de aprendizaje se ha multiplicado por 10.

Operación: trabajo

Un mes más (me agoto de decirlo ya) todavía no hemos encontrado trabajo. Ni mi novio ni yo. Eso sí, estamos optimizando nuestros esfuerzos en las ciudades donde mejores condiciones laborales nos ofrezcan y que estén bien comunicadas con nuestras casas. 

Pero por lo menos, se nota el progreso, porque mi novio ha hecho este mes unas tres entrevistas. Yo ninguna, dicho sea de paso 😑. Pero, al contrario que a él, que le afecta mucho cuando lo acaban rechazando, a mí no me afecta en absoluto. 

Y es que a él lo rechazan por motivos que nada tienen que ver con sus conocimientos, porque siempre cumple los requisitos de las ofertas a las que aplica. Pero hasta ahora siempre han encontrado un motivo para rechazarlo: no tienes 10 años de experiencia, no has trabajo en un sector distinto a la banca, y otros misteriosos motivos que las empresas no te dicen. 😕

Por eso, entiendo que para él sea un proceso muy frustrante. Pero para mí, no lo es. Porque yo ya sé que (casi) seguro me van a rechazar cuando aplico a una empresa. Porque nunca cumplo con los requisitos que piden, como ya expliqué en el anterior post de este Reto Computer Geek. Así que cada vez tengo más claro que necesito adquirir más conocimientos y sobre más tecnologías. 

Y necesito un "acelerador" que me ayude a conseguir esos objetivos. Ese acelerador se llama coding bootcamp 💪. Cada vez lo tengo más claro. No es sólo porque tengas un profesor que te está enseñando programación de manera intensiva, sino porque ya no estaría sola en esta travesía de aprendizaje. 

Nunca me arrepentiré de haber empezado a aprender programación de manera autodidacta. Aprender algo por ti misma, y algo tan complejo como la programación, te demuestra que tienes esa chispa de entusiasmo que se tiene por las cosas que uno disfruta. 

Así que es una forma muy eficiente de comprobar si algo te gusta y si es para ti. Y el diseño web y la programación es definitivamente para mí, lo tengo claro. Pero ya está bien de andar sola por el desierto. Es hora de dar un paso hacia adelante y aprovecharme de las ventajas de aprender dentro de un grupo reducido de gente con el mismo entusiasmo que yo. 

Porque nadie obliga a nadie a hacer un bootcamp, y además, me supondría un gran esfuerzo económico, que es lo que más le preocupa a mi novio. Pero tengo que valorar los pros y los contras, y eso es lo que estoy haciendo estos días. 

Mientras tanto, me siguen rechazando de todas las empresas a las que aplico. Y sé que es porque algo mucho mejor está por venir. ¡VAMOS!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Como toda web legal que se precie, utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar